Ocasiones imaginadas, Capítulo 3, por Claudia »

«Iori se apartó, volviendo a apoyarse en la ventana, fumando y mirando a Kyo a través del humo. Los letreros de neón parpadeaban rítmicamente. Celeste, verde, rojo. En los ojos de Kyo hubo destello escarlata. Producto de las luces, sin duda.»

«Iori se apartó, volviendo a apoyarse en la ventana, fumando y mirando a Kyo a través del humo. Los letreros de neón parpadeaban rítmicamente. Celeste, verde, rojo. En los ojos de Kyo hubo destello escarlata. Producto de las luces, sin duda.»


Leave a Reply