Ocasiones imaginadas – Capítulo 8, por Claudia »

«(…) Es mi deber abandonar todo lo que hacía para servir a Kyo-sama. Tú sabes, lo usual».


Leave a Reply