Ocasiones imaginadas – Capítulo 22, por Claudia »

(…) se le hizo difícil imaginar al pelirrojo dentro de ese cuarto. Era demasiado simple, carecía de decoración, no era un lugar para alguien de gustos modernos y costosos.
Kyo miró su celular, tentado de llamar otra vez.


Leave a Reply