Fanfic por Yue

Sombras

Libro II
~~ Caja de Recuerdos~~

 

Me revuelvo entre mis memorias,
Busco tu rostro pero
Solo encuentro sombras
Sin vida,
Sin tu calor
Pálidas versiones que tengo de ti.
Déjame conocerte,
Permíteme guardarte en esta nueva
Caja de Recuerdos
"Memorias Viejas y Nuevas", Primavera del 01

Capitulo 1: ¿CAPRICHOS?

-Eres un idiota.- Himiko apartó los mechones rojos de la frente de su hermano. Comenzó a desesperarse, Iori no había recuperado la conciencia desde que llegaron al hospital.

-Es muy normal.-Había dicho el doctor.-Ha perdido sangre y lo que necesita mas es descansar.

Descanso es lo único que no podría tener, su padre ya venia en camino y estaba molesto, eso lo había notado cuando hablo con él por teléfono.

Himiko se llevo las manos a la cabeza intentando calmarse, pero no podía hacerlo, estaba nerviosa de hecho temblaba a la sola idea de que Iori no estuviera despierto para encarar a su padre, para defenderse, para defender sus sentimientos.

"¡Estúpido, estúpidos niños...inútiles reglas!. Tienes que despertar; esta vez llevas las de perder hermano"

-Kyo.-Apenas un murmullo.

Los ojos azul claro analizaron el rostro de su hermano, había dolor en el pero no un dolor físico; era angustia lo que expresaba, el pelirrojo volvió a llamar a Kyo, la joven cerro los ojos y suspiro.

-Tranquilo él esta bien, pronto lo verás.-Tomó la mano del pelirrojo mientras le murmuraba la oración, el rostro de Iori se relajo.

-Soporta, por tu bien, soporta.

La mente de Iori estaba revuelta ya no estaba seguro de nada, solo sabia que estaba cansado y que debía volver a ver al joven.

* * *

"-¡¡ES UN CAPRICHO!!.-Su padre amenazó con golpear el rostro del adolescente de quince años que estaba frente a el.

-¡Voy a aprender te guste o no la idea!.-Esta vez la mano si se descargo por completo en la mejilla del pelirrojo aun más el golpe fue tan duro que cayo sentado.

-¡Olvídate de tocar guitarra, mi hijo no será un simple músico!.-Eso fue todo para él, se puso de pie.

-¡Lo prefiero a ser un asesino, a parecerme a ti!.-Vio el rostro de su padre estaba rojo del coraje.

-¡Eres un malagradecido!.

-¡Discúlpame si no te doy las gracias por golpearme desde niño, por mantenerme encerrado en estas cuatro paredes, por obligarme a aprender artes marciales, discúlpame por no ser idiota!.-Vio venir un puño hacia su cara pero lo detuvo cerrando su mano sobre él.

-¡Ya no soy el niño al que puedes asustar!.

-¡No eres el estúpido adolescente al que puedo vencer!.-El fuego púrpura emergió del puño y comenzó a rodearlo, atrapando primero el brazo.

Cayo de rodillas, el dolor era enorme y lo ultimo que vio fue la alfombra roja.

-Iori-kun...-Una voz infantil llamándolo.-Iori-kun...hermano despierta.

Abrió los ojos para encontrar el rostro infantil de su hermana, inmediatamente la aparto de un empujón, como pudo se sentó y observo su alrededor; estaba de nuevo en la celda de castigo, un lugar húmedo y carente de luz solar directa, su infancia la había pasado allí.

-Hermano.-La voz de la niña fue temblorosa, los ojos grises se fijaron en ella .- Discúlpame por tomar tus canciones.

-Mmm.-Himiko bajo la mirada el piso, era por su culpa que su hermano estaba allí, si no hubiera tomado las partituras que el pelirrojo tenia ocultas y después llorado cuando la regaño su padre jamás las habría visto.

-¡Es mi culpa!.-La pequeña cerro sus manos transformándolas en puños.

-Sí lo es no voy a mentirte o consolarte.-La misma voz de siempre.

-Mamá dice que si pides disculpas ahora...

-¡¡NO PEDIRE NADA, PREFIERO MORIR AQUÍ!!.-El grito logro asustar a Himiko.

-¡Pero hermano, papá dice que esta vez te dejara un mes aquí con una comida al día!.

-¡No lo haría, no quiere ver sus intereses destruidos!.-Iori miro hacia la rendija por donde caía agua.

-¿Intereses?.-No había entendido el comentario de su hermano.

-¡Somos piezas de su juego, nos necesita para ganar; solo somos eso para él!.-Se volvió a ver a su pequeña hermana, quizá iba demasiado rápido para ella, aun tenia once años y no tenia una vida tan difícil como la de él, no tenia derecho a desquitarse con ella.

-¡Vete Himiko y diles que saldré de aquí en un mes!.-La niña se puso de pie y se dirigió a la puerta, momentos después la abrieron y salió; fue hasta ese momento en que el pelirrojo dejo de fingir y se recostó en el piso mientras su mano se movía a su costado derecho, estaba herido y sumamente aturdido.

Simplemente no soporto todo el mes, lo habían encontrado inconsciente y cuando despertó en su cama con su madre y hermana al lado, cuando volvió a ver a su padre ya no lo hizo de la misma manera; su resistencia a seguir las ordenes se había muerto, Yagami había nacido e Iori estaba muerto en el piso de esa celda, pero de vez en cuando Iori regresaba y fue él quien le exigió aprender a tocar música en sus viajes y era Iori el que seguía aferrado a la idea de ser libre, a su capricho eterno".

"Kyo...tenemos que hablar..."

* * *

"¿Iori?"

-¡¿Estas escuchándome?!.-El grito de su padre lo regreso de golpe a la realidad, seguía en Tokyo aun faltaban horas para el anochecer, estaba sentado en su cama y su padre la había estado gritando desde hace diez minutos; mientras él solo se dedicaba a mirar hacia la ventana.

-Hijo por favor...-El moreno se volteo molesto a ver a su mama, los ojos avellanas estaban dilatados por completo, Shizu no dijo más.-¡Deja de ver a tu madre así!.-Kyo levanto la vista hacia su padre.

-¡¿Cómo debo mirar entonces?!.-Se puso de pie sumamente molesto y avanzo hacia su padre un par de pasos.

-¡Vamos dime ¿cómo la miro?, ella disparo contra la persona que más necesito, ella puede haber matado la parte más importante de mí!.-Espero la respuesta la cual fue una bofetada tremenda pero rápidamente volvió a levantar el rostro.

-¡Clásico, crees que con molerme a palos ganaras algo, pues no será así, escuchen bien esto ahora mismo todo el clan Yagami debe de estar enterado de esto, no de todo!.-Miro una vez mas a su madre, solo durante unos momentos y una vez mas los ojos, ahora dorados, se clavaron en su padre.-¡Pero saben lo esencial que su futuro líder, él dragón, esta herido de muerte y que ha sido por la espalda, lo mejor del caso es que fue tu esposa quien lo hizo!.

Kyo sonrió con malicia.

-¡Vendrán por ti y por mí, vendrán por ella y no creas que me voy a defender si él esta muerto!.

Su padre estaba molesto al máximo.

-¡Lo estará yo mismo voy a matar ese maldito...!.-Kyo lo tomo de las solapas del abrigo.

-Sí le pones un solo dedo encima juro que te matare, los matare a los dos y mira que no me faltan

ganas.-Kusanagi-sama se molesto aun más.

-¡SUELTAME!.-Kyo salió volando para aterrizar a escasos metros de su padre.

-¡No tienes derecho alguno de amenazarme...TU HAS DESHONRADO EL NOMBRE KUSANAGI!.-Kyo se puso de pie de inmediato.

-¡Piensas que eso me importa, no me interesa en la mas mínimo tu historia familiar y mucho menos la de Yagami!.

-¡No voy a permitir esa actitud!.

-¡Pues bien me largo!.-Kyo dio media vuelta y se dirigió a la puerta.

-¡Nada de eso, no volverás a verlo jamas!.

Kyo se detuvo en seco, ¿qué estaba tratando de decir?, ¿qué podría hacer para impedirlo?.

-¿Qué harás matarme?.-Shizu contuvo el aliento ante la pregunta de su hijo y después miro a su esposo.

-¡No será necesario, ¿crees que Yagami esta muy feliz con esto? ...debí criarte como criaron a ese joven, cumple ciegamente las ordenes de su padre y ahora mismo debe de estar renunciando a ti!.

-No lo asegures padre, él me hizo una promesa que hasta hoy jamas la ha roto...él siempre estuvo allí cuando lo necesite a su modo siempre me mantuvo en pie.

-Hijo...esto es un simple capricho tuyo, un extraño capricho.-Los ojos avellana se clavaron en su madre que ahora estaba a unos pasos de el.

"¡¿Capricho?, no has oído nada, no has entendido nada!."

-Regresa a Osaka, olvídate de que todo paso, vuelve con tu novia porque al fin y al cabo para estas horas ese pelirrojo ya debe estar muerto.-Kyo retrocedió un par de pasos sorprendido por lo que decía su madre, sin duda aun no aceptaba la realidad.

-Sabes siempre creí que me entendías y que si algún día no llevaba la corriente a todo lo que me enseñaron tu me apoyarías...pero no lo haces, solo me lastimas mas y más.

-Es por tu bien que te dijo esto hijo.-Toco el rostro del moreno, Kyo de inmediato se separo y una mueca de repulsión apareció en su cara.

-¡No vuelva a tocarme!.-Kyo se separo y salió del cuarto.

-¡Kyo!.-Shizu iba a seguirlo, pero...

-¡Déjalo!.-Kusanagi-sama se dirigió a la ventana.

-Pero los Yagami lo buscaran.-Dio un paso al frente

-Si realmente siente lo que dice será mejor que lo maten, por que no hay forma de que en esta vida se cumpla su capricho.

-El esta confundido, no sabe lo que...-Kusanagi-sama se dio media vuelta

-¡Déjalo ya mujer, acepta que tu hijo cometió el mismo error que tu!.-Shizu miro al piso.

-Saisyu, aun me lo reclamas.

Shizu estaba demasiado confundida, ni siquiera sabia la razón para actuar así, generalmente habría hablado primero con su hijo, pero nunca atacaría a nadie; quizá no tuvo problemas por que ese joven era hijo de Hikaru y de Yue, el amor hacia Yagami estaba muerto desde hace años, pero al parecer el rencor seguía latente contra la familia; había cometido un error y ahora debía repararlo, no comprendió los sentimientos de su hijo siendo que

eran casi iguales, al fin y al cabo ambos amaron cosas imposibles de tener.

-Él se enamoro de un Yagami como lo tú lo hiciste a su edad...él puso sus ojos en Iori Yagami y tú en Yue, así de simple.

Kyo corría por las calles de Tokyo no sabia exactamente adonde, lo único que lo movía era la constante voz del pelirrojo llamándolo.

* * *

-¡¿Qué paso exactamente?!.-El grito de su padre la hizo respingar, no sabia como explicárselo, si el se enteraba de lo que había ocurrido volvería a traicionar a su hermano como cuando el tenia quince años.

-¡Yue, por favor es un hospital!.-Hikaru los observo de reojo mientras acariciaba el rostro de su hijo; Yagami-sama bajo el volumen de la voz pero.-¿Y bien Himiko?.

-Pues lo que paso es que...Iori estaba...-Quería huir pero de nada serviría, lo único que podía hacer era mentir; su hermano jamas había cometido una estupidez de ese tipo, nunca se hubiera arriesgado tanto por alguien debía de amar a ese Kusanagi pero.-Padre yo...

-¡Himiko!.-El tono de su padre fue de desesperación.

-¿Iori?.-La palabra de pronto destruyo la tensión, ambos observaron como Hikaru se acercaba mas al joven y como esta murmuraba algo intendible a la primera vez y de tan lejos.

-¿Qué ocurre? ¿Qué dijo?.-Yagami-sama se acerco un par de pasos.

"¡Por favor no, Iori no murmures ese nombre, hermano no lo llames!"

-Dice...-Hikaru se levanto y observo a su esposo y a su hija.-Dice: la mujer.

-¿Mujer?.-Los ojos azul profundo se aclararon, mientras la joven Yagami se relajo casi por completo.-¡Himiko ¿tu viste alguna mujer?!.

-Sí una mujer.

Yagami-sama bufo molesto y salió de la habitación. Himiko observo como su madre volvía a sentarse al lado del herido iba a salir por algo que la mantuviera despierta.

-Himiko, Kyo es el nombre de ese joven ¿verdad?.-La joven se petrifico.

-¿Madre?...¿tu?.

Hikaru soltó una leve risilla.

-¿Mentir? hay momentos en que tengo que hacerlo, lo hago por ustedes y por su padre...parece que nuestro Iori esta interesado en verdad por ese joven.-La mano movió algunos mechones rojos de la frente de Iori.

-Esperó que no madre, si realmente lo ama tendrá serios problemas.

-Yo estoy feliz, si mi hijo aprendió amar a pesar de su difícil vida, quiere decir que los eduque mejor de lo que pensaba.-Se volteo a ver a su hija la cual estaba sumamente sorprendida, tanto por lo que decía como por que de pronto su madre tenia varias cosas que decir.

-Buenas noches mama.-Himiko salió de la habitación, mientras Hikaru solo asintió.

-Buenas noches querida.

Yagami-sama descolgó el teléfono.

-¿Dónde esta?.-La voz al otro lado comenzó a dictar una dirección.

-De acuerdo, reúne a todos, estaremos allí en quince horas.

Continuará...

[ Capítulo 2: Esperando ]

[ Volver a Shades of Flames Fanfics ]

Shades of [Flames]... and [Passion]
MiauNeko's Iori x Kyo Private Page
http://come.to/iorixkyo
Desde Noviembre, 2000
E-mail: miauneko@hotmail.com